También conocido como buceo de pato es la técnica que permite pasar bajo las olas que están rompiendo, en lugar de recibir los golpes de cada ola y de ser arrastrado por ellas. Se aplica a tablas cortas, pequeñas y ligeras y no se aplica para las longboards. La técnica consiste en intentar ganar toda la velocidad posible en el remo al acercarse a la ola y cuando se acerca la espuma de la ola, agarrar los bordes de la tabla a mitad de camino entre la nariz y el punto medio de la tabla y empujar con todo el peso del cuerpo sobre las manos y los brazos hasta que se sienta que la nariz comienza a pasar por debajo. Basta con apuntar con la cabeza hacia abajo y dejar que el cuerpo la siga. Cuando el cuerpo se encuentra justo debajo de la superficie, doblaremos la pierna delantera y usaremos esa rodilla para empujar la cola bajo la ola. Ese impulso debe presionar por debajo de la ola que pasa rápidamente y sólo es necesario que se esté bajo el agua por poco tiempo. Según vaya pasando la ola, la tabla nos devolverá a la superficie.

Leave a Reply